"...y fueron felices"

"...y fueron felices"

jueves, 21 de enero de 2010

CARCAJEENSE


Cuando entre los esposos se establece el puente de la sonrisa, empieza la comunicación... y es que con sentido del humor se ve todo más fácil. Un ejercicio muy saludable es reírnos juntos…empezando por reírnos de nosotros mismos…
Un grupo de profesores universitarios estadounidenses visitando Calcuta quisieron conocer a la Madre Teresa, más por curiosidad que por otra cosa. Quedaron totalmente impactados por su humanidad y toda la labor que estaba desarrollando. Conscientes de la calidad de persona con la que estaban tratando, le pidieron algún consejo magistral, lema con el que resumiera todo su trabajo. Y la madre Teresa contestó sin pestañear: “sonríanse unos a otros”. Los turistas quedaron de primeras un poco sorprendidos, ya que esperaban algo un poco más difícil, alguna frase tumbativa o sabio proverbio… Y realmente así fue.
Yo no le voy a enmendar la plana a esta santa de nuestro tiempo, pero si añadiría, “carcajéense”. La mejor terapia preventiva ante todo tipo de conflictos, incluso diría yo, el mejor remedio es el sentido del humor. Tener un buen estado de ánimo para afrontar un problema nos capacita para solucionarlo. Una carcajada da la vuelta a cualquier situación. Cuantas tragedias son reducidas a problemas con una buena dosis de humor. En la mayoría de las ocasiones no podemos cambiar la realidad, pero si hacerla más llevadera. Es cierto que la realidad nos condiciona pero no tiene porqué ser determinante como para amargarnos la existencia… Si bien la vida es muy rica y nos encontraremos situaciones dolorosas, pero mientras llegan no podemos hacer de un problema corriente un problemón. La mejor forma de afrontar una crisis es con sentido del humor, y si es grave…mejor. Cuentan de un célebre humorista que en sus últimos días de vida recibe la visita de un buen amigo. Al entrar a la habitación del hospital, el enfermo le dijo con voz alegre: “perdona que no me levante, es que me estoy muriendo…”
Ríete, ríete de tu sombra. Haced la prueba, intenta levantarte por la mañana gastando bromas a tus hijos, a tu marido o mujer… Y lo mejor, cuando nos vemos después del trabajo, además de mostrarnos cariñosos, en vez de comentar “la última” de nuestro jefe, contar lo primero el detalle divertido de la jornada. Igual que una gota de tinta ensucia un cubo de agua limpia, una persona divertida, transmite alegría a los que le rodean.



Susana Moreu Orientadora Familiar
Directora de comunicación de INEFA
Instituto de Estudios de la Familia (Granada)
susanamoreu@gmail.com

8 comentarios:

hna josefina dijo...

Está muy buena esta entrada.
Creo que no sólo para los esposos.
¡Saludos!

maria jesus dijo...

Susana, un consejo, entradas cortas, y animadas con alguna imagen referente a lo que escribes, esto hace más fácil la lectura.

Estoy esperando tu cartel. ¿Cuando es la presentación del libro? ¿Donde?

Un beso

Susana Moreu dijo...

buenoooooo
el sentido del humor es necesario para todos y para todos¡¡¡¡ Quien no quiere una persona alegre cerca¡¡¡¡
un saludo¡¡¡¡¡

Militos dijo...

Y por las caras que lleva la gente por la calle, sobre todo en madrid, se nota que se les ha olvidado reir.
Me parece una receta genial. pero no sé si mi marido y mis hijos podran soportar chistecitos a la hora de la levantada.
¡¡Probaré!!
Al menos me voy de tu blog con una sonrisa, gracias.
y de paso te enlazo

Fran dijo...

Qué buen consejo.
El buen humor suele ser señal de que todo va bien.
Pero ese buscar la sonrisa del otro cuando se vueve del trabajo cansado, eso si que establece puentes ¡eso es amar!
Enhorabuena por este genial blog.

j.a.varela dijo...

Hola!

Vengo de "comentandolotodo". Me parece estupendo el blog. Y apenas aparezca el libro por estas tierras, lo leeré y recomendaré con mucho gusto.

juan

Susana Moreu dijo...

Las personas alegres son como un iman. Soy un iman para mi marido/mujer, para mis hijos???

un saludo¡¡¡¡

Susana

Susana Moreu dijo...

Hola Fran¡¡¡
El buen humor es señal sobre todo de que tenemos voluntad de que "todo marche bien" aunque no siempre sople el viento a favor...
un saludo¡¡¡
susana